ESTIMADOS CLIENTES, POR EL COVID-19 SEGUIMOS OFRECIENDO NUESTROS SERVICIOS ONLINE Y POR TELEFONO: INFO@STEAMDROP.COM | 809-237-1955

Beneficios del Baño de Vapor

BENEFICIOS DE LOS BAÑOS DE VAPOR

Un baño de vapor es salud agradable. Como actividad de apoyo, en virtud de su alto contenido del vapor y de las ventajas generales del calor húmedo, el baño de vapor se recomienda especialmente para aliviar asma bronquial, bronquitis, catarro de la zona respiratoria superior, toses, garganta áspera, alergias y quejas reumáticas no agudas.

Además, como medida de apoyo el baño de vapor es beneficioso para las personas que sufren de trastornos del sueño, circulación pobre de la piel, piel seca o agrietada, tensión muscular, debilidad muscular en los vasos sanguíneos subcutáneos y sensibilidad a los cambios de temperatura repentinos.

Una gran ventaja del baño de vapor recae en su efecto altamente beneficioso sobre la piel, una característica apreciada particularmente por las mujeres; el calor húmedo estimula el flujo subcutáneo de la sangre y limpia la piel de forma intensiva, abriendo los poros, quitando la piel muerta y las impurezas, dejando que la piel se sienta suave, limpia y sedosa.

 

BENEFICIOS DE LOS SAUNAS

Sobre el sistema cardiovascular: el calor hace que aumente el ritmo cardiaco y la vasodilatación, influyendo a su vez sobre el metabolismo muscular, acelerándolo.

Elimina toxinas: al abrirse los poros para expeler el sudor, se pierden impurezas de la piel, al tiempo que se eliminan productos de desecho como metales pesados, alcohol y nicotina.

Mejora la respiración:se despejan las vías respiratorias al hacer más fluida la mucosidad. Se ha comprobado que en personas con enfermedades respiratorias obstructivas se mejoran de manera transitoria sus funciones corporales.

Influencia sobre las articulaciones: el calor, aumento de la circulación y producción de endorfinas, que ocurren mientras se está en el sauna, alivian el dolor y las molestias articulares.

Importancia en el deporte: ayuda en la recuperación de los músculos y del organismo después del esfuerzo, ya que aumenta el riego al músculo y permite recuperarse de los procesos catabólicos sucedidos durante el ejercicio. También mejora las dolencias osteomusculares, disminuyendo el dolor.